CARGANDO
00

El Sistema Endocannabinoide Humano: La Guía Básica

El Sistema Endocannabinoide Humano: La Guía Básica

 

La cannabis fue prohibida sin tener evidencia de sus efectos en el cuerpo humano.

 

No se conocía el Sistema Endocannabinoide (SEC). De hecho, no se conocían los componentes de la cannabis.

 

Muchos años después del inicio de la prohibición, en la década de los 80s, se estudiaron los efectos de los componentes de la cannabis.

 

Así, los investigadores encontraron que estos componentes interactúan con receptores específicos en el cuerpo humano.

 

En 1992, el laboratorio de Raphael Mechoulam logró aislar el primer compuesto endocannabinoide: N-araquidonoiletanolamina, un neurotransmisor comúnmente llamado “anandamida”.

 

Este descubrimiento permitió identificar un nuevo sistema de comunicación celular en el cuerpo humano y es la principal razón por la cual se han desarrollado nuevas líneas de investigación en diferentes patologías relacionadas al mismo.

 

Hoy quiero compartir contigo la Guía Básica sobre El Sistema Endocannabinoide humano. 

 

¿Qué es el Sistema Endocannabinoide humano?

 

El sistema de comunicación celular más grande del cuerpo humano es un complejo sistema fisiológico que está compuesto de receptores, endocannabinoides y las enzimas que los sintetizan y degradan. Veamos sus partes a detalle.

 

Receptores Cannabinoides

 

Desde 1984 se publicaron estudios que descubrieron que existe una interacción con receptores específicos del cuerpo humano por parte de los fitocannabinoides (componentes de la cannabis), principalmente en el cerebro y en la médula espinal. Incluso, más recientemente se han identificado diferentes tipos de receptores asociados al SEC.

 

Los receptores CB1, encontrados principalmente en el Sistema Nervioso Central de todos los animales con médula espinal, son los receptores acoplados a proteínas G más abundantes en el cerebro y también se encuentran en la tiroides, hígado, e incluso el sistema reproductor. Este tipo de receptores (acoplados a proteínas G) son muy importantes ya que son el principal foco de interés de muchos de los fármacos que se utilizan día a día.

 

Por otra parte, los receptores CB2 se encuentran principalmente en células inmunitarias en la periferia, pero también en la piel, en los huesos, la amígdala y el bazo.

 

La investigación más reciente indica que el SEC también tiene otros receptores:

– De potencial transitorio: TRPV-1, TRPV-2

– Acoplados a glicoproteína: GPR-18, GPR-55, GPR-119

 

Endocannabinoides

 

La anandamida fue el primer neurotransmisor cannabinoide endógeno identificado por la comunidad científica, similar a aquellas moléculas encontradas en la planta cannabis.  Ahora sabemos que los endocannabinoides son moléculas señalizadoras que activan los receptores CB1 y/o CB2 del SEC, desencadenando diferentes procesos en el cuerpo humano. La anandamida es el principal endocannabinoide del SEC y estudios recientes han encontrado que los niveles de la misma en el cuerpo humano aumentan con la actividad física.

 

Otro endocannabinoide muy importante es el 2-araquidonilgicerol, o 2-AG. Descubierto en 1995, este endocannabinoide es el más abundante en el cerebro. 

 

La anandamida y el 2-AG son producidos por el cuerpo humano a demanda, esto es, cuando son requeridos. Esta es la razón por la cual los niveles de ambos varían a lo largo del tiempo, incluso a lo largo del día. Es más, ahora se sabe que los niveles de anandamida alcanzan su nivel máximo alrededor del mediodía. También se tiene conocimiento de más de 200 moléculas similares a la anandamida y al 2-AG. Como lo veremos, estos componentes son claves para regular procesos como el estrés y son sintetizados por diferentes moléculas llamadas enzimas.

 

Enzimas

 

Las enzimas son proteínas que causan reacciones químicas en el cuerpo humano. En el SEC, se encargan de sintetizar y degradar los endocannabinoides  una vez que se han utilizado. La enzima FAAH, por ejemplo, se encarga de degradar la anandamida, y la enzima MAGL desactiva al 2-AG en las terminaciones nerviosas. Estas enzimas son importantes porque regulan la actividad del SEC al modular los niveles de endocannabinoides en el cuerpo humano. 

 

¿Cómo funciona el Sistema Endocannabinoide Humano?

 

Cuando una persona experimenta inflamación, infección o trauma, el SEC se activa tratando de mantener equilibrio en la comunicación celular al ajustar la concentración de los endocannabinoides anandamida y 2-AG a demanda, así como de la cantidad de receptores disponibles en el Sistema.

 

Cuando se presenta mucha actividad en la neurona presináptica (la que envía información), los endocannabinoides son sintetizados a partir de lípidos de membrana ubicados en la neurona postsináptica (la que recibe información).

 

Después de ser creados, los endocannabinoides viajan a las neuronas presinápticas e interactúan con receptores ubicados en éstas (CB1), indicando a la neurona que puede reducir su actividad. Así, los endocannabinoides permiten a las neuronas postsinápticas regular el funcionamiento adecuado de la comunicación celular. Esta actividad no es sistémica, sino que ocurre donde el cuerpo lo necesite, dependiendo del tipo de célula.

 

Una vez que cumplieron su función, los endocannabinoides no se mantienen sino que son captados por transportadores de membrana y degradados por enzimas (FAAH y MAGL). 

 

DESCARGA TU EBOOK: CANNABIS MEDICINAL EN MÉXICO 2022

 

La Importancia del SEC

 

El principal rol del Sistema Endocannabinoide Humano es mantener la homeostasis del cuerpo al regular el flujo de mensajes químicos entre células. La homeostasis es el conjunto de procesos que ayudan a mantener el cuerpo en equilibrio. Al encontrarse en la mayor cantidad de órganos y tejidos, el SEC está involucrado en múltiples funciones.

 

En el Sistema Nervioso Central, facilita la generación de neuronas y está involucrado en la regulación de la actividad motriz, en la neuroprotección, la plasticidad sináptica, así como ciertos procesos cognitivos. También ahora se sabe que modula la acción y liberación de neurotransmisores: GABA, noradrenalina, serotonina, dopamina, acetilcolina y endorfinas.

 

En el Tracto Intestinal, ayuda a protegerlo de inflamación y de secreciones gástricas elevadas.

 

Ayuda a regular el Sistema Inmunológico, al suprimir la producción de citoquinas proinflamatorias.

 

En el metabolismo, ayuda a regular funciones metabólicas como el almacenamiento de energía, el transporte de nutrientes, así como la modulación de la sensibilidad a la insulina.

 

A nivel hormonal tiene un rol en la función del hipotálamo, que regula el metabolismo, la reproducción y la respuesta al estrés.

 

En los músculos, incrementa la energía al regular los niveles de glucosa en la sangre.

 

THC y el Sistema Endocannabinoide Humano

 

Los principales componentes de la cannabis, conocidos como fitocannabinoides, interactúan de manera específica con los receptores del SEC a través de un mecanismo similar al de una cerradura. El THC es la principal molécula de interés debido a que tiene afinidad con los receptores CB1 y CB2 (agonista parcial, principalmente CB1), así como GPR55 y TRPV1-5. Así, el THC modula diferentes procesos importantes del cuerpo de manera selectiva, como el dolor y el apetito.

 

¿Sabías que…? No existen receptores cannabinoides en el área del cerebro que controla la respiración y el ritmo cardiaco, por lo cual es prácticamente imposible morir por sobredosis de THC. Aún así, los efectos adversos o el consumo en combinación con otros medicamentos podrían afectar el estado de salud de forma muy negativa.

 

CBD y el SEC

 

El CBD actúa principalmente en los receptores 5HT1A del Sistema Nervioso Central. En contraste con el THC, el CBD tiene muy poca afinidad con los receptores CB1 y CB2, pero se ha estudiado su afinidad con otros receptores del SEC (GPR55 y TRPV). Además, la investigación más reciente indica que este fitocannabinoide modula el SEC al prevenir que los endocannabinoides se degraden.

 

¿Sabías que…? El CBD tiene poca afinidad con los receptores CB1 y CB2, pero ejerce su acción al modular los efectos del THC: aumenta su biodisponibilidad (es decir, cuánto THC está disponible y es utilizado por el cuerpo), y reduce los efectos secundarios del mismo.

 

Desequilibrio del Sistema Endocannabinoide Humano

 

En 2001, el Dr. Ethan Russo introdujo por primera vez la idea de que una deficiencia en el funcionamiento del SEC puede ser la explicación del origen de algunas enfermedades. La Deficiencia Clínica Endocannabinoide ha sido estudiada con más detalle en los siguientes años y ahora se sabe que diferentes enfermedades manifiestan una deficiencia en la concentración de endocannabinoides: migraña, fibromialgia y síndrome de intestino irritable,  principalmente. Sin embargo, esta deficiencia se ha observado en otras enfermedades: esclerosis múltiple, neuropatía diabética, Huntington, Parkinson, ansiedad, estrés postraumático, depresión clínica y anorexia nerviosa.

 

CONCLUSIÓN. El Sistema Endocannabinoide Humano: La Guía Básica

 

Ahora ya tienes información suficiente acerca de qué es el Sistema Endocannabinoide y cómo funciona el mismo. También hoy aprendiste acerca de su rol en mantener el equilibrio del cuerpo humano y qué pasa en el SEC cuando consumes cannabis. Incluso ahora sabes que ciertas enfermedades pueden tener su origen en un desequilibrio del SEC. En conclusión, el descubrimiento del SEC es la principal razón por la cual los componentes de la cannabis se estudian con profundidad en múltiples enfermedades desde la década de los 90s.

 

Quedan muchas preguntas aún por responder. Mientras la investigación continúa, te invito a que compartas esta información con médicas, médicos y con personas que tienen preguntas acerca de cómo funciona la cannabis en el cuerpo humano.

 

José Lugardo, MS. Fundador de Sativa Care y Secretario General de la Sociedad Mexicana de Cannabis Medicinal.

pepe@sativa.health

 

Fuentes:

 

  • Cota, D. (2007). CB1 receptors: Emerging evidence for central and peripheral mechanisms that regulate energy balance, metabolism, and cardiovascular health. Diabetes/Metabolism Research and Reviews, 23(7), 507–517. https://doi.org/10.1002/dmrr.764
  • Devane, W. A., Hanus, L., Breuer, A., Pertwee, R. G., Stevenson, L. A., Griffin, G., Gibson, D., Mandelbaum, A., Etinger, A., & Mechoulam, R. (1992). Isolation and structure of a brain constituent that binds to the cannabinoid receptor. Science (New York, N.Y.), 258(5090), 1946–1949. https://doi.org/10.1126/science.1470919
  • Di Marzo, V., & Piscitelli, F. (2015). The Endocannabinoid System and its Modulation by Phytocannabinoids. Neurotherapeutics : The Journal of the American Society for Experimental NeuroTherapeutics, 12(4), 692–698. https://doi.org/10.1007/s13311-015-0374-6
  • Dotsey, E. Y., Jung, K.-M., Basit, A., Wei, D., Daglian, J., Vacondio, F., Armirotti, A., Mor, M., & Piomelli, D. (2015). Peroxide-Dependent MGL Sulfenylation Regulates 2-AG-Mediated Endocannabinoid Signaling in Brain Neurons. Chemistry & Biology, 22(5), 619–628. https://doi.org/10.1016/j.chembiol.2015.04.013
  • Galiègue, S., Mary, S., Marchand, J., Dussossoy, D., Carrière, D., Carayon, P., Bouaboula, M., Shire, D., Le Fur, G., & Casellas, P. (1995). Expression of central and peripheral cannabinoid receptors in human immune tissues and leukocyte subpopulations. European Journal of Biochemistry, 232(1), 54–61. https://doi.org/10.1111/j.1432-1033.1995.tb20780.x
  • Goldstein, B. (2020). Cannabis Is Medicine: How Medical Cannabis and CBD Are Healing Everything from Anxiety to Chronic Pain (1st ebook edition). Little, Brown and Company.
  • Grotenhermen, F. (2020). Cannabis Healing: A Guide to the Therapeutic Use of CBD, THC, and Other Cannabinoids. Park Street Press.
  • Howlett, A. C., & Fleming, R. M. (1984). Cannabinoid inhibition of adenylate cyclase. Pharmacology of the response in neuroblastoma cell membranes. Molecular Pharmacology, 26(3), 532–538.
  • Iannotti, F. A., Di Marzo, V., & Petrosino, S. (2016). Endocannabinoids and endocannabinoid-related mediators: Targets, metabolism and role in neurological disorders. Progress in Lipid Research, 62, 107–128. https://doi.org/10.1016/j.plipres.2016.02.002
  • Lu, H.-C., & Mackie, K. (2016). An Introduction to the Endogenous Cannabinoid System. Biological Psychiatry, 79(7), 516–525. https://doi.org/10.1016/j.biopsych.2015.07.028
  • Mechoulam, R., Ben-Shabat, S., Hanus, L., Ligumsky, M., Kaminski, N. E., Schatz, A. R., Gopher, A., Almog, S., Martin, B. R., & Compton, D. R. (1995). Identification of an endogenous 2-monoglyceride, present in canine gut, that binds to cannabinoid receptors. Biochemical Pharmacology, 50(1), 83–90. https://doi.org/10.1016/0006-2952(95)00109-d
  • Pacher, P., Bátkai, S., & Kunos, G. (2006). The Endocannabinoid System as an Emerging Target of Pharmacotherapy. Pharmacological Reviews, 58(3), 389. https://doi.org/10.1124/pr.58.3.2
  • Pertwee, R. (Ed.). (2014). Handbook of Cannabis. Oxford University Press. https://doi.org/10.1093/acprof:oso/9780199662685.001.0001
  • Russo, E. B. (2004). Clinical endocannabinoid deficiency (CECD): Can this concept explain therapeutic benefits of cannabis in migraine, fibromyalgia, irritable bowel syndrome and other  treatment-resistant conditions? Neuro Endocrinology Letters, 25(1–2), 31–39.
  • Russo, E. B. (2016). Clinical Endocannabinoid Deficiency Reconsidered: Current Research Supports the Theory in Migraine, Fibromyalgia, Irritable Bowel, and Other Treatment-Resistant Syndromes. Cannabis and Cannabinoid Research, 1(1), 154–165. https://doi.org/10.1089/can.2016.0009
  • Wilson, R. I., & Nicoll, R. A. (2001). Endogenous cannabinoids mediate retrograde signalling at hippocampal synapses. Nature, 410(6828), 588–592. https://doi.org/10.1038/35069076
  • Zou, S., & Kumar, U. (2018). Cannabinoid Receptors and the Endocannabinoid System: Signaling and Function in the Central Nervous System. International Journal of Molecular Sciences, 19(3). https://doi.org/10.3390/ijms19030833

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.